Los últimos años de la infancia

Título: MATAR A UN RUISEÑOR

Autora: Harper Lee

Editorial: Ediciones B (Español) / Edicions 62 (Català)

Páginas: 416 (Español) / 368 (Català)

Traducción: Baldomero Porta Gou (Español) / Xavier Pàmies (Català)

Sinopsis: Jean Louise Finch evoca una época de su infancia en Alabama, cuando su padre, Atticus, decidió defender ante los tribunales a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. Novela de iniciación, Matar a un ruiseñor muestra una comunidad, la del sur de Estados Unidos durante la década de 1930, dominada por los prejuicios raciales, la desconfianza hacia lo diferente, la rigidez de los vínculos familiares y vecinales, así como por un sistema judicial sin apenas garantías para la población de color.

RESEÑA: Matar a un ruiseñor, premio Pulitzer en 1961, no es sólo una de las mejores novelas que he leído y leeré este año sino que he leído en toda mi vida como lectora hasta ahora. La obra se ha ganado con creces estar considerada como un clásico de la literatura, no solamente norteamericana, sino del siglo XX y su autora ha conseguido crear una historia de personajes muy bien construidos sin que ninguno resulte prescindible. A todos ellos Harper Lee los ubica en un pueblecito humilde de Alabama, como el que ella vivió, en los años de la Gran Depresión. Un pueblo excesivamente conservador dónde cada acto fuera de lugar es juzgado con lupa.

“Es posible que oigas cosas feas en la escuela: pero haz una cosa por mí, si quieres: levanta la cabeza y no levantes los puños. Sea lo que fuere lo que te digan, no permitas que te hagan perder los nervios.”

Scout Finch, una niña algo rebelde, es la narradora. En cada capítulo nos habla de su infancia a través de varios años con sus veranos e inviernos. Sus referentes son su hermano mayor Jem y su padre Atticus, así como Calpurnia, una mujer de color que trabaja en casa de los Finch desde que su madre falleció. Durante los meses de calor hace acto de presencia en las vidas de los dos hermanos Dill, un niño que Lee creó inspirándose en su amigo Truman Capote. Aparecen otros muchos personajes interesantísimos y dignos de ser mencionados. El misterioso Boo Radley es uno de ellos. Pero los obviaré para no alargar en exceso esta reseña y porque espero que el lector que no conozca aún este magnífico libro vaya corriendo a hacerse con él y descubra cada página por sí mismo.

“Las personas que están en sus cabales no se enorgullecen de sus talentos.”

Esta historia sencilla, cotidiana y muy bien redactada, alcanza su punto álgido durante un juicio que revoluciona a toda la población. Atticus Finch, de profesión abogado, defiende a un hombre de origen afroamericano acusado, injustamente, de violar a una joven blanca. Un hecho que marcará tanto a Jem como a Scout y les conducirá inevitablemente hacia la pérdida de la inocencia.

Hay que destacar la gran película con el mismo título, del año 1962, interpretada por Gregory Peck dando vida de forma magistral a Atticus Finch. Si aún no la habéis visto y tenéis la oportunidad de hacerlo os la recomiendo encarecidamente.

“Uno es valiente cuando, sabiendo que ha perdido ya antes de empezar, empieza a pesar de todo y sigue hasta el final pase lo que pase. Uno vence raras veces, pero alguna vez vence.”

  • Lo mejor: La manera tan delicada de la escritora de tratar temas como la amistad, la justicia, la solidaridad, la igualdad o los derechos civiles, todos ellos valores que siguen estando de completa actualidad.
  • Lo peor: Puede que muchos lectores hubieran agradecido que Harper diera más protagonismo al entrañable Boo Radley.

 

Anuncios

Kafka, una vida

Título: KAFKA

Autor: Reiner Stach

Editorial: Acantilado

Páginas: 2368

Traducción: Carlos Fortea

Sinopsis: «Yo soy la literatura», anotó Kafka en sus diarios. Esta afirmación enigmática y radical evidencia la compleja relación entre la vida y la obra de uno de los grandes autores del siglo pasado. Escritor dotadísimo, marcado por su fragilidad, por una extraordinaria finura espiritual, por su desbordante talento, y dividido entre la voluntad paterna de convertirlo en empresario y cabeza de familia y su propio deseo de consagrarse a unas pocas páginas que lo satisficieran, cobra vida en esta biografía que nos reafirma en la idea de que en él se condensa todo el siglo XX. Reiner Stach, que dedicó más de una década a la escritura de esta obra monumental, aclamada como la biografía definitiva de Kafka, combina con destreza la rigurosa investigación biográfica e histórica con la profunda comprensión de la vida y la obra del escritor praguense, y nos ofrece una recreación vívida y literaria del mundo, en sus detalles, de este autor ya imprescindible.

RESEÑA: A lo largo de un año entero de mi vida me ha acompañado esta faraónica biografía de Kafka, el escritor checo en lengua alemana más internacional. Y no, no porque fuera una lectura densa o aburrida. Más bien al contrario. Pues a pesar de sus más de dos mil páginas hubiera podido finalizar la obra en unos pocos meses pero, ciertamente, la estaba disfrutando tanto que quise ir a un ritmo más pausado para así saborear al máximo cada una de sus palabras.

“No desesperes, ni siquiera por el hecho de que no desesperas. Cuando todo parece terminado, surgen nuevas fuerzas. Esto significa que vives.” (Franz Kafka)

Franz Kafka (1883-1924) creó algunas de las narraciones más imprescindibles e importantes de la literatura universal como La transformación, El proceso o El castillo. En ellas supo plasmar como nadie la desesperación humana y lo absurda que llega a ser, a veces, nuestra sociedad.

Ilustración de Franz Kafka de Kristian Hammerstad. (1)

Cabe destacar que Franz tuvo una vida de lo más corriente y aún así no deja de ser un personaje realmente fascinante e intrigante para muchos de sus lectores. Excepto por unos pocos meses, siempre vivió en su Praga natal y hasta edad muy tardía en la misma vivienda que sus padres. Doctorado en Derecho ejerció de funcionario en una compañía de seguros, un trabajo aburrido que por suerte le dejaba las tardes y las noches libres para ejercer la escritura. Nunca se casó aunque estuvo comprometido en dos ocasiones: una con Felice, a quién pidió su mano dos veces, y otra con Julie. Tuvo aventuras con varias mujeres mientras que otras fueron tan sólo relaciones epistolares. Ya desde bien pequeño nunca se encontró del todo a gusto en su hogar, especialmente por culpa de la severa figura paterna que constantemente lo despreciaba. La única aliada que tuvo en el ámbito familiar fue su hermana pequeña Ottla. Su círculo de amistades, mayoritariamente formado por literatos e intelectuales, fue bastante reducido al ser una persona muy selectiva. Le marcó especialmente la figura de Max Brod, un hombre que después de la temprana muerte del autor checo, por culpa de la tuberculosis, daría a conocer al mundo gran parte de su obra compuesta por novelas, diarios, cartas, cuentos y ensayos. Para Kafka escribir fue a la vez su gran amor y su perdición pero era, según él, lo que daba sentido a su vida.

“No sé cómo abarcar toda esta dicha en palabras, ojos, manos y este corazón. No sé cómo abarcar la felicidad de tenerte aquí, la alegría de que me pertenezcas. No sólo te amo a ti. Es más lo que amo: amo la existencia que tú me otorgas.” (‘Cartas a Milena’ de Franz Kafka)

Esta biografía, compuesta por tres volúmenes (Los primeros años, Los años de las decisiones y Los años del conocimiento) que la editorial Acantilado ha publicado en dos tomos maravillosos con estuche, nos sumerge también en la Praga de finales del siglo XIX y de principios del XX para que entendamos mejor el mundo por el que se movió Franz. Entre sus páginas transcurren varias anécdotas curiosas del escritor, algunas desconocidas hasta ahora. Reiner Stach ha conseguido dar forma, sin duda, a la mejor biografía de Kafka hasta la fecha, con permiso de Klaus Wagenbach.

  • Lo mejor: Cómo Reiner Stach es capaz de narrar una vida tan corta y sin sobresaltos de una manera tan magistral, hasta el punto de conseguir hacerla de lo más interesante.
  • Lo peor: Se echa de menos, teniendo en cuenta el precio de los dos tomos de la biografía, más material fotográfico en el interior.

(1). ILUSTRACIÓN: THE NEW YORK TIMES

El azote de la crisis en un barrio obrero

Título: LOS BESOS EN EL PAN

Autora: Almudena Grandes

Editorial: Tusquets Editores

Páginas: 336

Sinopsis: ¿Qué puede llegar a ocurrirles a los vecinos de un barrio cualquiera en estos tiempos difíciles? ¿Cómo resisten, en pleno ojo del huracán, parejas y personas solas, padres e hijos, jóvenes y ancianos, los embates de una crisis que «amenazó con volverlo todo del revés y aún no lo ha conseguido»? Los besos en el pan cuenta, de manera sutil y conmovedora, cómo transcurre la vida de una familia que vuelve de vacaciones decidida a que su rutina no cambie, pero también la de un recién divorciado al que se oye sollozar tras un tabique, la de una abuela que pone el árbol de Navidad antes de tiempo para animar a los suyos, la de una mujer que decide reinventarse y volver al campo para vivir de las tierras que alimentaron a sus antepasados… En la peluquería, en el bar, en las oficinas o en el centro de salud, muchos vecinos, protagonistas de esta delicada novela coral, vivirán momentos agridulces de una solidaridad inesperada, de indignación y de rabia, pero también de ternura y tesón. Y aprenderán por qué sus abuelos les enseñaron, cuando eran niños, a besar el pan.

En España, hasta hace treinta años, los hijos heredaban la pobreza, pero también la dignidad de sus padres, una manera de ser pobres sin sentirse humillados, sin dejar de ser dignos ni de luchar por el futuro.

“Hay que ser muy valiente para pedir ayuda, ¿Sabes? Pero hay que ser todavía más valiente para aceptarla.”

RESEÑA: Esta es una novela coral en la que la escritora Almudena Grandes hace desfilar, a través de sus páginas, a una serie de personajes que viven en un barrio de clase media de Madrid. Todos ellos, en mayor o menor medida, se ven afectados por la crisis económica actual: bajadas de sueldo, explotación laboral, despidos, universitarios haciendo trabajos poco cualificados, desahucios, defensa de la sanidad pública…, son algunas de las muchas situaciones tratadas. Por lo tanto, resulta fácil identificarse con muchas de estas historias personales, bien porque hemos sufrido, o estamos sufriendo, circunstancias similares o le ha pasado, o le pasa, a alguien cercano. También hay que destacar la importancia que se le da a la figura de los abuelos, como principales pilares de las familias, por su sabiduría y por su solidez.

“Los españoles siempre hemos sido pobres, incluso en la época en que los reyes de España eran los amos del mundo, cuando el oro de América atravesaba la península sin dejar a su paso nada más que el polvo que levantaban las carretas que lo llevaban a Flandes, para pagar las deudas de la Corona.

Los besos en el pan es una lectura ligera y optimista a pesar de su temática. Queda claro que la autora pretendía regalar al lector un mensaje esperanzador aunque en una entrevista afirmara: Yo soy por naturaleza optimista, pero en este caso no, porque no hay muchos motivos. No veo futuro, quizás habrá muchas historias de superación personal pero no veo un gran proyecto colectivo. (1)

El problema llega cuando al ir avanzando en la narración nos percatamos de que todos los personajes que van apareciendo son excesivamente buenos y que los que no lo son tanto al final, se intuye, lo terminarán siendo. Sí, es una novela bastante previsible. La solidaridad también es un hecho destacable entre este grupo de vecinos. Esta bondad y generosidad que nos dibuja Grandes estarían muy bien si no fuera porque en la vida real no se perciben, normalmente, en nuestra sociedad.

Si nuestros abuelos nos vieran, se morirían primero de la risa, después de pena. Porque para ellos esto no sería una crisis, sino un leve contratiempo. Pero los españoles, que durante muchos siglos supimos ser pobres con dignidad, nunca habíamos sabido ser dóciles. Nunca, hasta ahora.

Por lo demás, bienvenidas sean las obras que tratan la crisis económica como tema central y no como un elemento de fondo dentro de la historia. Ya sólo por eso el libro de Almudena debería ser leído. Por este motivo y porque muchas de las reflexiones que nos va regalando son una auténtica joya.

  • Lo mejor: La crisis como tema principal.
  • Lo peor: Hay instantes en que el argumento no es del todo creíble.

No será para tanto, se dijeron, pero fue, y nada cambió en apariencia mientras el asfalto de las calles se resquebrajaba y un vapor ardiente, malsano, infectaba el aire. Nadie vio aquellas grietas, pero todos sintieron que a través de ellas se escapaba la tranquilidad, el bienestar, el futuro.


(1). DECLARACIONES DE ALMUDENA GRANDES: EUROPAPRESS